"ART-Metal, Cultura & Lectura"

jueves, 19 de octubre de 2017

. . . La historia detrás de Napalm Death



 . . . La historia detrás de Napalm Death
Los inicios del Jodido y atascado Grind Core!.´


Origenes: 

 Birmingham / Inglaterra

...un lugar llamado Meriden, rodeado por ambos lados de verdes bosques, el pequeño pueblo
de unas 600 personas es considerado el “Centro de Inglaterra”, sitio geográfico
marcado por un monumento de piedra. Lugar donde creció el joven
Nicholas Bullen.

Napalm Death (Vocals-Guitars) Nicholas -Nik Napalm- Bullen

La falta de derechos laborales y el constante
recorte de servicios públicos 
a través de la directriz del gobierno conservador de
Margaret Thatcher en el año de 1977
fueron algunos de las preocupaciones que
ayudaron al nacimiento y explosión del punk rock
en el resto del Reino Unido.

...más allá del gruñido de “I wanna be anarchy” de Johnny Rotten (John Lydon), sonidos
más ruidosos se convirtieron en el vehículo social y político de protesta de
una contrariada juventud inglesa. Pronto, una segunda ola de punk británico,
más veloz y retador, desencadenó su furia e inmundicia
a través del anarquismo de bandas como Crass,The Exploited y Discharge.


La capacidad musical generalmente pasaba a un segundo plano para las bandas;
velocidad y urgencia aderezada de un coraje auténtico era lo que importaba.
Ultimadamente, esta forma de música agresiva era la única manera en que estos
adolescentes podían expresarse.

A fines de 1979, Bullen y un amigo llamado Miles Ratledge —afectuosamente
conocido como “Rat”— forman su primer grupo, que de acuerdo con Bullen, no
era más que “una guitarra acústica y una tuba”. A lo largo del siguiente año, fue
un carrusel de jóvenes músicos y amigos (Simon Oppenheimer, Finbar Quinn,
Gram “Robo” Robertson y Daryl “Syd” Fidesky entre otros) y comenzaron tocando
conciertos esporádicos en el área de Birmingham con diversos nombres como
The Mess, Undead Hatred y Civil Defence.

“Creo que comenzamos a tener una alineación algo estable a fines de 1981
principios de 1982 cuando comenzamos a llamarnos Napalm Death”, dice Bullen,
que comenzó a tocar la guitarra y a cantar mientras Rat se encargaba de la batería.
“Creo que a Rat fue el que se le ocurrió. Nos gustaban mucho películas como
Apocalypse Now y The Ninth Configuration, por lo que creo que fue que eventualmente
quedó Napalm Death”.

Su inspiración musical era igualmente contemporánea, reflejando fielmente
los sonidos atávicos de la primera ola de bandas anarco (abreviatura de anarquista)
punk.



“Estábamos más influidos por punk hardcore, especialmente por Crass —que
era nuestro enfoque principal. En ese tiempo, la música era rudimentaria y también
más melódica, pero yo quería que nos moviéramos más hacia Discharge”.
Para Bullen y muchos otros, Discharge representaba el verdadero crossover,
enlazando la pasión e intensidad del punk con la velocidad y sonido extremo del
heavy metal.

“Hay mucha gente enojada por aquí”, dice el guitarrista y co-fundador de
Discharge, Tony “Bones” Roberts. “Para ellos, los Sex Pistols y The Clash no la hacían.
Era lo mismo para nosotros. Cuando comenzamos, sonábamos como los Sex
Pistols. Pero empezamos a ensayar más y sacamos algo diferente, algo más pesado
y rápido. He hablado con muchos que tocaban en bandas que sonaban igual
que The Clash y los Sex Pistols en ese momento pero que cuando nos escucharon
empezaron a tocar más hardcore, como lo que hacía Discharge”.


“Nadie nos dijo, ‘Tienen que ir más y más rápido”,
no había competencia.Solamente hacíamos lo que queríamos hacer”.

A pesar de desarrollar su estilo Discharge, el primer atisbo de reconocimiento
que tuvo Napalm Death provino con algo de ayuda de su primera influencia, Crass.


Lanzado en la disquera de Crass, Crass Records, en la compilación Bullshit Detector
#3, el track “The Crucifixion of Possessions” le dio al grupo su primera exposición
mucho antes de que sus primeros demos y grabaciones de ensayo fueran
intercambiados ya sea en conciertos locales, entre amigos por correspondencia o
a través de fanzines subterráneos con quienes comenzaban a tener contacto en
Europa y Norteamérica.

“Habíamos hecho tres o cuatro demos antes de eso, sólo grabando en 4 pistas”,
dice Bullen, quien junto con Rat también editaban sus propios fanzines. “No eran
realmente para compañías de discos —solamente hacíamos la cinta. Nos juntábamos
a escribir unas seis cartas por noche e intercambiábamos cintas. Rat y yo
habíamos estado intercambiando cintas ya por dos o tres años por 1982 con gente
alrededor del mundo. Así que teníamos muchas cosas como thrash sueco, thrash
americano y viejo punk americano. Teníamos muchos amigos en el ambiente del
intercambio de cintas”.


Una de las personas que escucharon algo de estas primeras grabaciones fue
un joven promotor inglés de hardcore llamado Digby Pearson. En 1982, Pearson
comenzó a programar conciertos en todo su pueblo natal, Nottingham, simplemente
porque era un fan de la música subterránea. Pronto, para Pearson la escena
anarco punk era íntimamente familiar.

“Promoví conciertos de mis grupos favoritos —bandas de hardcore inglesas
muy políticas como Flux of Pink Indians, Antisect, Subhumans y grupos americanos
con las mismas tendencias como Millions of Dead Cops, Crucifix y Toxic
Reasons cuando estaban de gira por el Reino Unido”, recuerda Pearson, quién, a
sus 22 años, era uno de los veteranos de la escena.

En abril 1983, Pearson escogió a Napalm Death para tocar en el primer show
fuera del área de Birmingham en el Club de Botes de Nottingham, un club de
remo junto a los bancos del río Trent, que dio cabida solamente a 150 personas.


Ese día era “era un quién es quién en la escena de aquel
momento —Chaos UK, Subhumans, Amebix, Antisect, Disorder,
para abrir el evento nada menos que Napalm Death. 
“Este concierto también fue notable porque fue la primera vez que usé la
palabra ‘Earache’ (dolor de oído)”, “Orgullosamente decía ‘Earache
presenta’ en la cabeza del volante,
en aquelentonces tenían todos como 14 ó 15 años añade Pearson.

Sin embargo, en los meses siguientes, Napalm comenzó a desaparecer de la
escena, tocando solamente un puñado de conciertos antes de prácticamente tomar
un año sabático en 1984, salvo una presentación.
“Jamás tuvimos esa disciplina americana de ensayar cinco o seis veces a la
semana”, añade Bullen.

Durante la pausa de Napalm, otro grupo británico punk comenzó a hacer
ruido en su ciudad, Nottingham. Inicialmente conocidos como Plasmid a fines de
1984, la banda fue rebautizada como Heresy al año siguiente después de reclutar
al lugareño Kalv Piper para tocar el bajo. No pasó mucho tiempo antes de que
cosecharan excelentes reseñas por su veloz hardcore en el boletín de punk subterráneo
Maximum Rocknroll.

MITCH DICKINSON (Heresy)

“Al principio era como un ritmo más acelerado que Discharge, pero yo quería
empujar un poco más”, recuerda el baterista de Heresy Steve Charlesworth, que
contaba apenas con 15 años cuando el grupo se inició. “Kalv y yo estábamos definitivamente
interesados en ser más rápidos como muchos de los grupos americanos
que estábamos escuchando por ese entonces, como Siege y Deep Wound”.
“Heresy eran amigos míos”, dice Digby Pearson, “y siempre les daba la cinta
con el hardcore más veloz que podía intercambiar y Steve trataba de tocar aún
más veloz que eso”.

Otra banda ridículamente veloz emergió de la escena en 1985. Basada en Ipswich
—aproximadamente a cuatro horas de Birmingham por carretera— el vocalista
Phil Vane y el guitarrista Pete Hurley se perfeccionaron en una amplia variedad
de grupos del estilo de Discharge como Victims of War y Freestate antes de
reagruparse en el ferozmente político Extreme Noise Terror.


“El nombre del grupo fue tomado de una pequeña foto en el inserto de un
álbum del grupo holandés Larm”, dice el guitarrista de ENT Hurley. “Traía a un
chico hardcore con paliacate con “Extreme Noise Terror” rodeándolo. Esas tres
palabras resumían exactamente a lo que estábamos apuntando.

En ese entonces, la escena británica estaba saturada con grupos que solo querían
tocar sin sentido —lo más veloz humanamente posible. Realmente no veníamos
de esa cepa. Como grupo, realmente nos gustó la forma en que Discharge
hacía las cosas. Primordialmente éramos una banda de punk hardcore”.

Era claro que teniendo un dueto vocal que destrozaba oídos con Vane y Dean
Jones y el veloz tamborileo de Pig Killer, ENT eran mucho más extremos que el
típico grupo de anarco punk. De hecho, después de tocar un sólo concierto abriendo
para Chaos UK, Extreme Noise Terror firmó un contrato discográfico con la
pequeña marca independiente británica Manic Ears. “Después de esa noche”, dice
Hurley, “las cosas enloquecieron”.


Mientras Heresy y Extreme Noise Terror estaban abusando de los oídos británicos,
Napalm Death lentamente comenzaba a reagruparse. En la primavera de
1985, Nik Bullen recluta al más nuevo miembro de Napalm, al guitarrista y nativo
de Birmingham Justin Broadrick, a quien había conocido un par de años antes.

“Había un lugar en Birmingham llamado ‘Rag Market’, explica Broadrick, “que
era un verdadero cagadero —un enorme mercado bajo techo donde se vendía
ropa de segunda mano y otras cosas. Y ahí había un par de tipos que tenían una
tienda de cintas pirata. Un día estaba ahí buscando las cintas de Throbbing Gristle
y vi a un chico junto a mí haciendo lo mismo. Literalmente le hablas a quien sea
que esté viendo una cosa similar y si es más o menos de tu edad, piensas ‘Mierda,
he encontrado a un probable amigo!’ Y fue Nik Bullen quien se dio la vuelta y me
pregunto: ‘¿Te gusta Throbbing Gristle?’ Y dije: ‘Sí claro, es excelente’. Comenzamos
a platicar y me dijo que había tenido una banda llamada Napalm Death”.

“Luego mantuvimos contacto pero nos perdimos por un tiempo, y luego nos
volvimos a encontrar en 1985”, comenta Bullen. “Tocamos un concierto con su
banda que estaba por parar un tiempo, así que le dije: ‘¿Quieres unirte a nosotros?’”
“Al principio, era muy malo”, dice Broadrick, quien solo tenía 14 años cuando
se convirtió en miembro del grupo. “No podía ni siquiera tocar un riff rápido.
Recuerdo tocar en uno de nuestros primeros shows y la gente abiertamente se reía
de mi forma de tocar la guitarra —era jodidamente horrible.


De todas maneras,el momento del gran cambio para Nik Bullen y
yo fue cuando escuchamos a Siege de Boston
y a DRI, y nos dijimos: ‘Puta madre. Esto es lo
más rápido que cualquier cosa que hayamos
escuchado en años’. Pensábamos que Discharge
tocaba a la velocidad de la luz, y dijimos:
“Esto es lo que queremos hacer”.


Al mismo tiempo, el metal —particularmente
el thrash— ya no era considerado más una
mala palabra en la comunidad punk. Thrashers
americanos tempranos como Slayer y Metallica
balancearon su ataque de gran velocidad con una
aproximación mayor de técnica en el sonido cuando
tocaban, mientras el thrash europeo con bandas como
Kreator, Destruction y Celtic Frost afinaron sus instrumentos
hacia abajo, desnudaron su sonido y entregaron
una forma más simple, y en general más espesa, con los que muchos
punks se podían identificar.



“Cuando se trataba de Celtic Frost, no sé por qué, pero quedábamos totalmente
sorprendidos”, dice Broadrick. “Y ahí fue cuando Nik Bullen y yo tuvimos la
idea de todo el estilo que queríamos desarrollar. Queríamos hacer una mezcla de
Siege con Celtic Frost. Queríamos la energía del hardcore unido a riffs metaleros
más lentos y primitivos y básicamente enlazarlo con un mensaje político”.
“Por entonces, teníamos como quince, y ni siquiera estábamos tan enfocados”,
continua. “Suena como si tuviéramos un gran plan maestro y que íbamos a dominar
al mundo con este nuevo estilo, pero eso no podía estar más alejado de la
realidad”.


Con Bullen, Broadrick, Rat y un nuevo bajista simplemente conocido como
Peanut, Napalm Death graba un demo nuevo, Hatred Surge, en septiembre de
1985. La cinta marca una dirección más veloz y agresiva para el grupo, que ahora
estaba tocando shows más regularmente en Coventry y Nottingham, pero que
seguía concentrándose en conciertos en su natal Birmingham. De hecho, octubre
de 1985 marca la primera aparición de Napalm Death en el infame Mermaid Pub,
un bar localizado en Sparkhill, una zona de bajos recursos económicos en Birmingham.

“Era como un clavado”, remarca Pearson. “Abajo estaba el pub. Arriba era básicamente
como un cuarto de servicio para el pub que podías contratar porque
podía afectar a la parte inferior y al bar. El pub era lo suficientemente amigable
para albergar punks y otro tipo de costrosos frecuentando el bar y el salón de
arriba. Podías atascar ahí tal vez entre 200 y 250 personas”.

Guitars- Justin Broadrick / Napalm Death

“Era el antro más áspero y sucio que te podías imaginar”, añade Broadrick.
“Era básicamente un pub de mierda en un área de mierda, lo que significaba que
podías hacer muchas cosas. Ningún lugar de conciertos comercial tenía la música
con la que estábamos relacionados. No había manera de que un lugar nos incluyera
por razones comerciales, y por el hecho de que al menos para muchos, éramos
un puñado de chicos tocando un estúpido y acelerado punk rock. Así que era
como una gran broma para mucha gente. Hasta para nosotros. Queríamos tomarlo
en serio, pero por nuestra edad, pues no estábamos muy enfocados. Todo fue
meramente accidental.


Pero por la época en que el Mermaid tenía conciertos de
manera regular, cualquiera podía armar un show ahí. A los dueños del pub les
importaba un bledo. Podías literalmente llegar y decir, ‘Quiero tener un show aquí
en dos semanas’ y ellos te decían, ‘está bien, ¿qué día?’”

Mientras hubo esporádicos conciertos en ese lugar en los años anteriores, fue
un promotor local, Daz Russell quien agendaba casi a todo el punk y el hardcore
en el otoño de 1985, incluyendo a bandas locales como Heresy, Concrete Sox y
Napalm Death en los elencos donde aparecían grupos a nivel internacional como
DRI, Antisect y MDC.


“Daz Russell era bueno haciendo esto, porque intentaba y traía a esos grupos”,
recuerda Bullen, “pero no siempre les pagaba”.
“También es cierto que a muy a menudo no había dinero para pagarles a todos
o a veces ni siquiera a alguien”, dice Russell. “Pero no piensen que yo era un
rico promotor con un gran auto y casa. Tenía 18 años y trabajaba en una bodega de
alfombras, ganando 50 libras esterlinas a la semana. Esos conciertos eran baratos,
como 150 libras por nueve grupos. No lo hice por dinero. Solamente lo disfrutaba
y quería ver a bandas tocar en Birmingham.


Un nuevo promotor en el Mermaid era un joven punk de Birmingham
llamado Mick Harris. 
“Descubrí el Mermaid y a Napalm Death al mismo tiempo y fue en instante
de atracción magnética”, recuerda Harris. “No sé qué escuché en Napalm, pero
había algo ahí que me atraía a ellos. 

“Él llegó hacia nosotros en el Mermaid con un corte de cabello psychobilly,
con la parte de arriba plana, y este pequeño tipo cubierto de tatuajes solamente
dijo: “Puta, como me encanta este Napalm Death”, dice Broadrick.

El entusiasmo de Harris claramente lo hacía sobresalir de otros fanáticos del
grupo. Aunque él ya había tocado batería en su grupo de punk llamado Anorexia,
que también incluía al futuro bajista de Head of David, Dave Cochran, Harris le
ofreció a Bullen y a Broadrick sus servicios musicales primero como vocalista y
luego como baterista en la primera conversación que sostuvo con este par.

...by Mitch Harris (Guitarra Napalm Death 1989)

“No queríamos usarlo como cantante, pero también dijo: ‘puedo tocar la batería
también y la toco rápido’”, relata Broadrick. “Así que fui a un ensayo a ver a
Anorexia y básicamente era una retrógrada mierda punk, pero me di cuenta de
que este tipo psychobilly, Mick Harris, que nos había contactado, estaba tocando
muy, muy rápido. Al final del ensayo me dijo: ‘Ve esto’ y tocó rápidísimo”.

Drums - Miles -Rat- Ratledge / Napalm Death

“En esa época, Peanut ya había salido y Rat no estaba tan interesado en tocar
realmente rápido. Estaba interesado en cierta velocidad y nada más”.
Intrigados con las habilidades de Harris, Bullen y Broadrick pusieron al joven
baterista a unas pruebas informales.
“Le pusimos cintas de Siege y DRI, pero no conocía nada de ellos”, dice
Broadrick.
“Pero después de que se lo pusimos y lo pudo tocar igual apenas en dos días,
pensamos: ‘Desafortunadamente vamos a tener que deshacernos de Rat’. Esto es lo
que queremos hacer. Definitivamente es lo que queremos hacer”.
Después apenas de un ensayo, en noviembre de 1985, Harris era oficialmente
el nuevo baterista de Napalm Death.

Mick Harris "BLAS BEAT" / NAPALM DEATH

“Comencé ensayando con Justin en mi recámara en diciembre de 1985”, Harris
explica. “Por ese entonces, me había enganchado en algunas pocas cosas como
Sodom y Destruction. No conocía ese lado de la música. Había escuchado alguna,
pero no había tenido ningún disco de rock en mi juventud. Simplemente no crecí con ello.

No era realmente lo que
yo conocía de metal. Esto era punk. Esto era agresivo”.
Un puñado de ensayos después y Napalm estaba listo para su primera actuación
libre de Rat en el Mermaid. Harris tuvo un impacto inmediato en los seguidores
de la banda.


“Recuerdo estar escuchando las partes lentas en las canciones de Napalm
Death en la pista y cuando Mick comenzaba el ritmo nos volteábamos a ver unos
a otros, pues el piso realmente vibraba por el bombo”, 
“Aún recuerdo cómo me impactó. Era simplemente fenomenal. Podías sentir
el piso moverse al ritmo del bombo. Podías sentir la velocidad. Sabías que no solamente
era pegarle a la tarola. Hay una gran diferencia. El poder proviene del
bombo cuando se toca tan rápido. Eso era nuevo en la escena”, recuenta Pearson,

Tan original, que de hecho, fue Harris el que desarrollo el idioma “blast beat”
para el perverso sexagésimo cuarto de notas que tocaba en la tarola. Adicionalmente,
el baterista acuñó el termino “grindcore” para representar propiamente el
veloz desarrollo del nuevo género musical.

“Grindcore proviene de grind (moler), que era la única palabra que podía usar
para describir Swans después de comprar su primer disco en 1984”, 
“Luego, con este nuevo movimiento de hardcore que realmente empezó a florecer
en 1985, pensé que grind encajaba por la velocidad así que comencé a llamarlo
grindcore, explica Harris.


Además, el primer show de Harris con Napalm Death también marcó la primera
vez que el grupo tocó en el mismo elenco con sus contemporáneos 
rompecuellos Heresy, cuyo baterista Steve Charlesworth 
entraría en una amistosa rivalidad con Harris.
“Supongo que debió haber habido un poco de competencia, pero creo que no
fue nada que se calentara mucho”, dice Charlesworth.

“Para mí no era necesariamente
sólo tocar rápido. Mick fue por todo, tan rápido como fuera posible, en
tanto que nosotros queríamos ser tan intensos como fuera posible con arreglos
también. La velocidad iba ante todo, pero tenía que ver con algo más —no quiero
decir técnica— controlado, al menos”. (Bullen)


“Heresy tocaba y después Mick Harris trataría de tocar más rápido que Steve”,
refiere Pearson. “Había una pequeña competencia. La siguiente vez que Heresy
tocara en el Mermaid, Steve tocaría tan rápido como pudiera, entonces Mick Harris
subiría al escenario con Napalm Death y lo haría más rápido”. Observar eso
era la mitad de lo atractivo de ir al club —sólo por ver la guerra de tambores que
se daba. Así fue un poco cómo el grindcore comenzó en ese pequeño club, esos
dos tipos incitándose uno al otro porque no había nadie más tocando tan rápido,
o no que supiéramos nosotros a menos”.


“Al principio, mucha gente no estaba interesada en Napalm Death”, 
dice Bullen de sus primeros conciertos en el Mermaid. 

“Nosotros pensábamos, ‘¿qué tan rápido podemos tocar esto?’”, dice Broadrick.
“Cerca de la mitad de las canciones que fueron escritas antes de la entrada de Mick
Harris eran más lentas, entonces las aceleramos. Simplemente acelerábamos todo,
aparte de las pausas lentas. Literalmente, nos reíamos en el ensayo, estábamos en
el suelo. Así es como escribimos “You Suffer”.


De acuerdo al libro de los Guinness Records,
es la canción más corta de la historia, 
con tan solo 1.316 segundos de duración.

por su duración la tocábamos unas 50 veces. La gente seguía
gritando ‘¡otra vez, otra vez, otra vez!’ Era pura comedia.
... Obviamente a fin teníamos un
mensaje político serio y todo, pero seguíamos siendo jovenes”.


“Alrededor de marzo de 1986, nos dimos cuenta de que mucha gente estaba
viniendo a vernos tocar”, dice Bullen, “y era gente que de hecho no conocíamos”.
Entre estos nuevos espectadores estaba la pareja de Mitch Dickinson y Shane
Embury del pequeño pueblo de Broseley, localizado a 40 millas de Birmingham.

Shane Embury

“Totalmente por accidente conocí a Justin Broadrick y Nik Bullen en una tienda
de discos Virgin en Birmingham y quedaron muy impresionados por el hecho
de que yo tenía escrito Celtic Frost y Seige en la chaqueta”, recuerda Dickinson.
“Así que dijeron, ‘estamos en una banda llamada Napalm Death y somos una especie
de mezcla de esas bandas’. Y me dieron un panfleto, y Shane y yo estábamos
libres una semana y el 22 de marzo de 1986 (aún recuerdo la fecha) fuimos a
verlos. Entramos y estábamos en un cuarto lleno de tipos con mohawks y dreadlocks
y cabello verde, y ahí estábamos nosotros los metaleros con chaquetas de
piel estampadas con nuestros propios diseños.


La cálida acogida que tuvieron Embury y Dickinson era simbólica de cómo se
unían las escenas del metal y el hardcore, que se robustecía con el intercambio de
cintas entre ambos géneros.
“Era bueno porque intercambiábamos cintas con muchos americanos en ese
entonces”, dice Embury. “Repentinamente nos encontramos que en nuestra propia
escena se podía intercambiar, así que intercambiábamos demos británicos por
bandas americanas”

De hecho, de toda la gente involucrada en la escena, Embury era la persona
más activa en el intercambio de cintas en toda Inglaterra.


“Había una revista llamada Metal Forces allá en 1985”, “era la única
revista que solía incluir bandas como Slayer y Mercyful Fate. Había una sección
en la parte final de la revista llamada “Pen Bangers” y eran pequeños anuncios de
amigos por correspondencia donde los chicos enlistaban los grupos que les gustaban
como Slayer, Possessed y Venom. Mitch y yo escogimos a un par de tipos y les
escribimos y nos contestaron y comenzamos a tener una gran cantidad de cintas
de cosas que jamás había escuchado. Después de poco tiempo, ya amasamos una
buena colección propia, como de 30 ó 40 cintas de demostración. Luego pusimos
nuestro pequeño anuncio en Metal Forces y los chicos nos comenzaron a escribir
y fue como una bola de nieve a partir de ahí”.


“Por ese entonces yo no trabajaba”, continua Embury. “Tenía un par de trabajos
que no habían durado mucho porque siempre me despedían por ir a ver tocar
grupos en Londres. Así que durante el día, vivía frente al tocacintas, a veces hasta
ocho horas al día. Sé que en algún momento entre enero y agosto de 1986, me
mandaban entre 30 y 40 cassettes a la semana”.

“Recuerdo a Shane dándome esta lista de cintas y dije: ‘Wow, mira nada más
este material’. Había escuchado de esto Genocide y Death, pero jamás había podido
poner mis manos en ellos. Era más pesado y más subterráneo que lo que era
Sodom y lo que era Destruction y lo que era Slayer. Parecía que era lo que yo necesitaba
para interesarme. Estaba sumergiendo a Shane en el hardcore. Hardcore
japonés y otro tipo de hardrcore extremo y los DC, material que a él le gustaba,
como el extremo veloz. Así que realmente despegamos”.


“En el Mermaid, había toneladas de grupos y gente, y muchas se conocían
entre sí”, recuerda Steer. “Así que había mucha gente un poco aletargada por tomar
demasiado, y estas bandas no eran necesariamente de las que se tomaran las cosas
en serio. Generalmente, todo se mezclaba en una sola cosa y nadie sobresalía. Pero
la primera vez que vi a Napalm Death, pensé que Mick sí sobresalía. Había tanto
poder. Yo estaba impresionado por lo que este tipo estaba haciendo. Steve de Heresy
era un gran baterista que gozaba de un increíble respeto de todos. Pero con
Mick era diferente, era una fuerza imparable. No era simplemente ver a un gran
baterista, era algo impresionante ver la cantidad de intensidad que había ahí”.


Con una creciente demanda por material grabado con Harris en la alineación,
la banda apenas juntó 120 libras —en gran medida financiado por el promotor
Daz Russell— y programó dos días de tiempo en los estudios Rich Bitch en Birmingham
en agosto de 1986. El grupo no lo sabía en ese momento, pero esa grabación
de 12 pistas algún día se convertiría en el lado A del álbum debut de Napalm
Death, Scum.


“No tenía otra razón de ser que no fuera una cinta de demostración”, Broadrick
insiste. “Obviamente no había una compañía entonces. Pero se lo tocamos a un
buen número de personas, incluyendo a Digby, que en ese momento creo que no
había lanzado un sólo álbum. Pero aún no se podía decidir que hacer con él y no
se volvió a poner en contacto. Todo era aún tan pequeño y se vendían cantidades
diminutas de discos. Era un gran riesgo y mucho dinero aún para prensar un millar”.


Poco después de la grabación, el grupo reclutó al oriundo de Birmingham y
amigo frecuente del Mermaid, Jim Whiteley, en el bajo.

“Jimmy comenzó a tocar el bajo porque mi entusiasmo estaba disminuyendo”,
dice Bullen. “Les dije, ‘bien, dejemos que otro toque el bajo. Yo solo voy a cantar’”.
Poco después de la audición de Whiteley, a Broadrick le ofrecieron el puesto
de baterista en la banda de rock Head of David de Birmingham, que apenas había
lanzado un disco en Blast First, por aquel entonces el hogar británico de bandas
como Sonic Youth y Big Black. El aceptó, porque tenía el deseo de unirse a una
banda que se percibía como exitosa —Head of David acababa de entrar a las listas
independientes del Reino Unido— pero también por la veloz decadencia interna
de Napalm Death.


“En el espacio de un par de meses, la banda realmente se había convertido en
una mierda, con muchas peleas internas”, dice Broadrick. “Esto fue el producto de
ser tan jóvenes, es decir, aún en los ensayos, muchas veces me paraba y veía a Nik
Bullen y Mick Harris revolcarse en el piso peleando. Era una locura, para ser honestos.
Había muchas personalidades volátiles. Casi de manera inevitable, las cosas
terminaban a golpes”.


“Lo siento, pero siendo el que tomó menos drogas y alcohol, no tengo recuerdos
de ninguna pelea”, afirma Harris. “Ambos Nik y Justin se aburrieron según
recuerdo. Justin quería viajar y con el ofrecimiento de Head of David para la batería
—una banda que estaba lista para firmar un gran contrato y hacer una gira—
fue su oportunidad, su salida. Nik parecía menos y menos interesado con el paso
del tiempo. A cada ensayo llegaba más y más ebrio y recuerdo haberle preguntado
si el ensayo le seguía importando y jamás regresó a ensayar”.
Harris hizo lo que pudo para seguir adelante con Napalm Death, pero con la
salida de Broadrick y la falta de compromiso de Bullen, la separación de la banda
parecía inevitable.

Scorn was an English electronic music project. The group was formed in the early 1990s as a side project of former Napalm Death members Mick Harris and Nic Bullen (the latter as one of the founding members of the band in 1981). Bullen left the group in 1995 and the project continued on until the end of 2011 as an essentially solo project for Harris.


“Me aburrí un poco con ello”, dice Bullen acerca de su experiencia en Napalm
Death. “Me gustaba el hip hop y cosas como Joy Division y el power electronic y la
drug music de los sesenta, y me aburrí, porque en ese momento la gente en la
audiencia solamente gritaba ‘más rápido, más rápido’. Pensé, ‘bueno, si todos quieren
que toquemos más y más rápido, es un poco como un espectáculo novedoso,
y ellos no estaban realmente entendiendo por qué queríamos tocar rápido en
primer lugar, que era realmente el reflejo de sus similitudes en emociones y obligaciones.
Y luego Justin se fue. Le tengo mucho respeto y me llevé mejor con él y
solamente pensé, ‘bueno, es hora de cambiar ya’. Y sí cambió, y yo de alguna manera
dejé de ir a los ensayos”.


“Para ser honestos”, dice Broadrick, “a nadie en la banda le importaba nada. Y
me dejaron con la cinta maestra, que la iba a dar a esta otra disquera Manic Ears.
Iba a ser un álbum compartido con otro grupo. Y este tipo Shane Dabinett que
manejaba Manic Ears al final la rechazó. Dijo que simplemente no le interesaba y
que tal vez podría editarlo en unos seis meses. Así que me las arreglé para conseguir
el teléfono de Digby y le dije: ‘¿Quieres esta cosa de Napalm Death? Dejé el
grupo y a nadie más le parece importar’. Y se la mandé gratis y fue todo. Me uní a
Head of David y fui de gira a Alemania. Y pensé: ‘Fue todo. Hasta aquí llega todo.

Lo que siguió a esto, es leyenda: Napalm Death’”.

Descarga el documento completo!




NOISE GRIND / JAZZ

GUTS OF A VIRGIN LINEUP

John Zorn – alto sax, vocals

Bill Laswell – bass

Mick Harris 
[N.D. first drums "Blast Beat"]




Buried Secrets (EP) LINEUP

John Zorn – alto sax, vocals

Bill Laswell – bass

Mick Harris 
[N.D. first drums "Blast Beat"]

Justin Broadrick [N.D. first Guitars] 
guitar, drum machine, vocals on "Buried Secrets" and "The Toll"

G. C. Green – bass on "Buried Secrets" and "The Toll"



martes, 10 de octubre de 2017

...Vulgar Disease - Vertex Germ - Día de Muertos



...Este es mi ruido, esto es mi gente, 
traido desde los callejones 
perdidos de la Ciudad de Puebla / México!.

From the mind of  / 
...Mario Umberto Quiroga




Placer, Dolor, Terror y el amor, caos, 
todos reunidos en esta gran  obra, 
con el único fin; 
...de una visión alterada a lo más profundo del abismo,
la necesidad propia de cada persona de hurgar en su interior
hasta llegar a los propios huesos, un viaje visceral, adulterado en
una visión é imaginación antropomórfica, un viaje crudo, atascado,
grotesco, para terminar en ese fulminante atroz orgasmo auditivo!.



Músico de los trabajos fundados con:


En el más puro infierno underground, 
a través de "TFR", aqui esta letania perfecta, 
altisonante para el más crudo oido en cual tenga experiencia 
a soportar el más alterno ruido, absténganse oídos sensibles!.



Ambient, Ritual, Tribal, Cultura Nahuatl,
Cultura Maya, Metal Prehispanico, 
Power, Electronics, Harsh, Noise.

 DOWNLOAD






viernes, 15 de septiembre de 2017

Fiesta patria ...?




...México celebra aniversario de la Independencia de la Corona Española. Y lo hace a la mexicana, herencia patria, donde las fiestas no se perdonan, pero en la que la hora no es exacta (el llamado grito de Dolores del cura Manuel Hidalgo fue la madrugada del 16 de septiembre pero el ex presidente y dictador Porfirio Díaz adelantó la onomástica de la independencia al 15 para que coincidiera con su cumpleaños), la fecha no coincide (hoy se festeja el inicio de la revuelta no la independencia que ocurrió en 1821) y los motivos son también dispersos: ¿Se independizaba México de España o de Francia? ¿Fue una revuelta contra el laicismo francés o los comerciantes de ultramar? ¿Fernando VII era el odiado o el deseado?




El proceso de independencia es tema sagrado en un país que tuvo que construir una identidad propia haciendo malabares entre indígenas, mestizos, ibéricos, terratenientes, curas, campesinos... Durante años se gritaba en las plazas, aún se escucha, "mueran los gachupines", que quiere decir "mueran los españoles". Ni siquiera esa frase, atribuida a la soflama lanzada por el cura Manuel Hidalgo en la Iglesia de Dolores, Guanajuato, con la que comenzaba la revuelta, puede asegurarse como real: "No hay ninguna certeza, pero supuestamente el grito original fue muera el mal gobierno", explica a EL MUNDO Álvaro Matute, prestigioso historiador y miembro de la Academia Mexicana de la Historia desde 1998.


Hay dos versiones de la época de lo que dijo Hidalgo antes de hacer sonar la sagrada campana de su Iglesia y alzar un estandarte de la Virgen de Guadalupe para levantar al pueblo criollo contra el nuevo Gobierno. La primera es de Fray Diego de Bringas que, en un sermón de diciembre de 1810 en Guanajuato, dijo que el llamado de Hidalgo en su final dijo así: "Hemos averiguado estas verdades, hemos hallado e interceptado la correspondencia de los gachupines con Bonaparte. ¡Guerra eterna, pues, contra los gachupines! Y para pública manifestación que defendemos una causa santa y justa, escogemos por nuestra patrona a María Santísima de Guadalupe. ¡Viva la América! ¡Viva Fernando VII! ¡Viva la religión y mueran los gachupines!".


La otra versión es de 1813, de Fray Servando Teresa de Mier, que recuerda con estas palabras la soflama independista: "No hay remedio: está visto que los europeos nos entregan a los franceses. Veis premiados a los que prendieron al Virrey y relevaron al Arzobispo porque nos defendían. El Corregidor, porque es criollo, está preso. ¡Adiós, Religión! Seréis jacobinos, seréis impíos. ¡Adiós Fernando VII! Seréis de Napoleón".Comienza en todo caso con ese grito, el que fuera, un complejo proceso que las élites políticas mexicanas posteriores han ido modificando. "El proceso se inicia en 1808 cuando Napoleón invade la Península Ibérica. La revuelta es contra el Gobierno de Pepe Botella", aclara Matute que incide "el propio Manuel Hidalgo estaba a favor de Fernando VII"."Sería difícil decir que fue una independencia contra España. Es un movimiento de los criollos ante el vacío de poder creado por la toma napoleónica. Hay una recomposición de estructuras ante una gran descomposición del poder alentado por un movimiento en toda América Latina de ideas liberales", afirma Carlos Castañeda, filósofo y analista político mexicano.



Parece claro que ese era el germen del movimiento liberal, pese a que posteriormente se ha acallado en muchos casos ese inicio religioso y en apoyo del monarca español por el parece más conveniente para la épica nacional discurso de una confrontación directa con la Corona española: "Se ha distorsionado mucho esa realidad atribuyendo al movimiento parte del ideario del final de la Independencia a los comienzos", aclara el miembro de la Academia Mexicana de la Historia.No era parece Fernando VII, por tanto, al que se pretendía derribar, sino al Gobierno de Napoleón y al grupo de ricos comerciantes gachupines que se habría aliado con los franceses, había dado un golpe de estado y había colocado a su propio virrey. 

"El golpe de estado que dan esos comerciantes gachupines, que es contra quienes se estaba y a los que se refiere el término, es clave. Ellos nombran como Virrey a Pedro Garibay e impiden a los ayuntamientos que desarrollen sus gobiernos", explica Matute.México, en todo caso, el país más hispano de toda América y con el que hay una estrecha y dispar relación que contribuyó a acrecentar la acogida que el país dio a miles de exiliados republicanos tras la Guerra Civil española, volverá hoy a subirse a un balcón, a hacer sonar una campana y a celebrar su independencia mirando en parte de perfil su verdadera historia. 

Algo que ocurre con diversos personajes y momentos históricos claves del país: imperio azteca, Hernán Cortés, Porfirio Díaz, la Revolución de Villa y Zapata y su verdadero resultado..."Hay una historia oficial que ha sido clave para legitimar el régimen. Pasa por ejemplo sobre la Independencia y sobre todo con la Revolución del siglo XX que se ha contado en los libros de texto. Es divertido ver en el Monumento de Revolución de Ciudad de México los restos de un montón de personajes que en vida fueron enemigos acérrimos y hoy se les presenta como aliados. Con la independencia ocurrió lo mismo. No la consuma Hidalgo en 1810, la consuma años después Iturbide que es después considerado una canalla porque quiso nombrarse emperador", concluye Castañeda.




¡¡¡¡CULTURA PARA TODOS!!!.
100 Mitos de la Historia de México (.pdf)