"ART-Metal, Cultura & Lectura"

sábado, 31 de enero de 2015

. . .¡EL INSOPORTABLE PESO DE LA PRETENSIÓN!



"BIRDMAN"
¡LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA!




A puro estilo de meditación a inicio nos presenta
 Iñárritu a Keaton asemejándonos una "libertad"
(o es lo que quiero ver), alojada y suspendida en esa nube 
transparente lejos de toda hipocresía humana y demás
tristezas que infecta al ser esta mugre sociedad.
Muy pronto baja a "la realidad" y entra en los
monótonos diálogos dentro y fuera de si.
Con ello ya tenemos una vuelta de tuerca de este gran director
sin adelantarnos nada sobre lo que viene a ser el film, así también como su final.
(Esto es solo una opinión de su humilde servidor).


A continuación pongo un texto de un "blogger"

Es muy curioso ver cómo Iñárritu se burla de los críticos,
a los que tilda de autores fracasados, del prestigio actoral,
con las conversaciones entre el binomio esquizofrénico que forman Riggan
y su alter ego, Birdman, de la pomposidad de las obras intensas y profundas, 
como esa “De qué hablamos cuando hablamos de amor” 
que pretenden estrenar, que podría estar, de alguna forma,
aludiendo a las anteriores pelis del mexicano, de la fama,
los fans y el poder de las redes sociales,
de los autores en busca de prestigio 
y la esencia del arte y hasta de los propios actores,
mezquinos, inseguros, ególatras y necesitados de atención constante. 
Pero aún más curioso es observar cómo hace todo esto desde la admiración y el cariño, 
en una contradicción también bastante esquizoide.







Michael Keaton pasea en una escena delante un pasillo profundo,
la cámara se detiene (no recuerdo que tiempo), lo que sí, que me a 
llevado en parte a una escena de "Inland Empire" de David Lynch
tal fotografía se a clavado en mi de igual forma el lidiar con
su personalidad en este caso KEATON-"BIRDMAN"-KEATON con el film de 
Kiyoshi Kurosawa de "Doppelgänger", aunque a lo contrario de ello
"Birdman" no ayuda al personaje de Keaton sino nos refleja su propio "Ego".


Qué es Birdman en sí sino la añoranza suprema de la libertad
volando en el cielo para evadir nuestra triste realidad (al menos en México es así),
así mueve Iñárritu el personaje de Keaton,
 a ser un héroe y el ícono doble del "Birdman Irreal",


para que al final nos presente a Emma Stone en su personaje sorprendida
y triste a la vez para dos segundos siguientes en la toma se alegre
y tienda la vista al cielo en la parvada de pájaros, por la cual el personaje
al verla respira y tiende a salir a través de la ventana
 ahí está su padre (el personaje), "Birdman"
y no debajo tras tantos pisos en su caída libre a la muerte,
porque la vida es así - no habría que llorarle a nadie -
con, o sin "BIRDMAN" hemos pasado a otro plano
ello es la mutación, la mutación siendo "BIRDMAN".
de ello se alegra la tristeza del personaje de Emma Stone,
que también con su padre en este final nos da a entender
que el personaje drogadicto irremediable a quedado atrás
gracias a que unas secuencias anteriores pudo sincerarse
 también sin tapujos ante su padre.

(No quise quedarme con estas letras e igual es solo
un humilde punto de vista sobre este gran film).

No puedo decir más, solo que vallan a verla.





¡EL INSOPORTABLE PESO DE LA PRETENSIÓN!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada