"ART-Metal, Cultura & Lectura"

martes, 29 de noviembre de 2011

El Principito - Antoine de Saint-Exupéry´



...Las personas mayores nunca pueden comprender
algo por sí solas y es muy aburrido para nosotros los niños
 tener que darles una y otra vez explicaciones.

                                                                           (Antoine de Saint-Exupéry)



...un gran personaje como ser humano ,
el destino le llevó a formar parte de las filas
de la "2a. Guerra Mundial";
sin disparar una sola bala,
aún así combatió tanto
sin siquiera matar, 
a ningún soldado "enemigo".


...(todo ello relegado a sus valores).

Click en la imagen


A Leon Werth:
Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor.
 Tengo una seria excusa:
 esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo.
 Tengo otra excusa: esta persona
mayor es capaz de entenderlo todo, hasta los libros para niños. 
Tengo una tercera excusa: esta persona
mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío. 
Verdaderamente necesita consuelo.
 Si todas esas excusas no bastasen, 
bien puedo dedicar este libro al niño que una vez fue esta persona mayor.
 Todos los mayores han sido primero niños. 
(Pero pocos lo recuerdan).
 Corrijo, pues, mi dedicatoria:
A LEON WERTH
CUANDO ERA NIÑO




A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les
habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. 
Nunca se les ocurre preguntar:
"¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?"
 Pero en cambio
preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa?
 ¿Cuánto gana su padre?"
Solamente con estos detalles creen conocerle.
 Si les decimos a las personas mayores: "He visto una
casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado",
 jamás llegarán a
imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: 
"He visto una casa que vale cien mil pesos". Entonces
exclaman entusiasmados: "¡Oh, qué preciosa es!"
De tal manera, si les decimos: "La prueba de que el principito ha existido 
está en que era unmuchachito encantador, que reía y quería un cordero. 
Querer un cordero es prueba de que se existe", las
personas mayores se encogerán de hombros y nos dirán que somos unos niños. 
Pero si les decimos: "el
planeta de donde venía el principito era el asteroide B 612",
 quedarán convencidas y no se preocuparán
de hacer más preguntas. Son así. No hay por qué guardarles rencor.
 Los niños deben ser muy
indulgentes con las personas mayores.
Pero nosotros, que sabemos comprender la vida,
 nos burlamos tranquilamente de los números. A
mí me habría gustado más comenzar esta historia a la manera 
de los cuentos de hadas. 
Me habría gustado decir:


"Era una vez un principito que habitaba un planeta 
apenas más grande que él y que tenía necesidad de un amigo…
" Para aquellos que comprenden la vida, esto hubiera parecido más real.




Se encontraba la región de los asteroides 325, 326, 327, 328, 329 y 330.
 un día; para ocuparse en
algo e instruirse al mismo tiempo "El Principito":
decidió visitarlos.


01.- El primero lo habitaba un rey.
02.- El segundo  lo habitaba un vanidoso:
03.- El tercero  lo habitaba un bebedor.
04.- El cuarto lo habitaba un hombre de negocios.
05.- El quinto planeta era muy curioso. 


Era el más pequeño de todos, pues apenas cabían en él un
farol y el farolero que lo habitaba. El principito no lograba
 explicarse para qué servirían allí, en el cielo, en
un planeta sin casas y sin población un farol y un farolero.
 Sin embargo, se dijo a sí mismo:
"Este hombre, quizás, es absurdo. Sin embargo, es menos absurdo que el rey,
 el vanidoso, el hombre de negocios y el bebedor. Su trabajo, 
al menos, tiene sentido. Cuando enciende su farol, es igual
que si hiciera nacer una estrella más o una flor y cuando lo apaga
 hace dormir a la flor o a la estrella.
 Es una ocupación muy bonita 
y por ser bonita es verdaderamente útil".




06.- El sexto lo habitaba un geógrafo:
...este planeta era diez veces más grande.
Lo habitaba un anciano que escribía grandes libros.


...Por últimO!!!!!´
07.- La Tierra.


¡La Tierra no es un planeta cualquiera! 
Se cuentan en él ciento once reyes (sin olvidar,
naturalmente, los reyes negros), siete mil geógrafos, 
novecientos mil hombres de negocios, siete millones
y medio de borrachos, trescientos once millones de vanidosos, 
es decir, alrededor de dos mil millones de
personas mayores.





... un mundo de los adultos que odió Antoine de Saint-Exupéry
pero él, a diferencia de como manifestaría un adulto su odio 
–destruyendo el objeto odiado- decidió escribir un libro
 sublime por sus fábulas, concreto por su extensión, 
nutrido por la imaginación, y crítico por su finalidad.
 Parecería ser una crítica realizada por un niño
 genio hacia un mundo adulto. 
  

es a partir de ello;
 dónde tiene el nacimiento
esta gran "Obra de Arte".


La advertencia, antes de leerlo, es:
 Abandona el prejuicio que otorga la madurez
 y retorna a tu afán de sorprenderte, 
explorar e imaginar que abandonaste 
cuando dejaste de ser niño. 



...miren al cielo y pregúntense:
 el cordero ¿se ha comido la flor?


Y veréis cómo todo cambia...


¡Ninguna persona mayor comprenderá jamás 
que esto sea verdaderamente importante!
Este es para mí el paisaje más hermoso y el más triste del mundo. 


Fue aquí donde el principito apareció
sobre la Tierra, desapareciendo luego.


Examínenlo atentamente para que sepan reconocerlo,
 si algún día, viajando por África cruzan el
desierto. Si por casualidad pasan por allí, no se apresuren, se los ruego,
 y deténganse un poco, 
precisamente bajo la estrella.


 Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe 
y tiene cabellos de oro y 
nunca responde a sus preguntas,


 adivinarán en seguida quién es.


 ¡Sean amables con él! 


 ¡No me dejen tan triste!


Y  comuníquenme rápidamente que ha regresado.


                                                           ...(Antoine de Saint-Exupéry´)

Enlace al blog
Un paseo Obligado!´





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada