"ART-Metal, Cultura & Lectura"

lunes, 15 de agosto de 2011

ALEF THAU - [full] A. Jodorowsky (8 TOMOS - Español) [OBRA MAESTRA]



Para pasar del niño tronco al  hombre sin realidad , 
"Alef-Thau" debe pasar una serie de pruebas iniciaticas.
 Una saga llena de esoterismo y filosofía, 
con lo mejor del toque Jodorowsky Prullansky.

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR

DESCARGA - CLICK EN LA IMÁGEN .CBR




Las Aventuras De Alef-Thau es una saga en formato cómic con guión del polifacético Alejandro Jodorowsky, y dibujos de Arno. Combina fantasía, misticismo, un toque de ciencia-ficción, y todo el maremagnum de fusión del cómic europeo de los 80.
Alef-Thau es un niño nacido en el planeta de Mu-Dhara, pero sólo es un tronco, no tiene ni brazos ni piernas. Criado por un mago, descubre que su destino es triunfar junto a Diamante, una joven inmortal que es el único ser real del planeta. Alef-Thau, enamorado de Diamante, supera toda suerte de pruebas y peligros en pos y en contra de la inmortal y de su amor, pero tambien en busca de dejar de ser una ilusión y formar parte de la realidad.
Como muchos de los proyectos de Jodorowsky, Alef-Thau se ha escrito a lo largo de muchos años, transcurriendo 18 años desde las primeras páginas en Metal Hurlant en 1980 (aunque el primer volumen no se publicó completo hasta 1983) hasta la culminación de la saga en 1998 de la mano de Covial. Arnaud Dombre, más conocido como Arno, murió en 1996, sin haber podido completar la saga. Aunque de un estilo ligeramente diferente, Covial terminó dignamente el octavo y último volumen, incluyendo un homenaje póstumo al dibujante original.
Pero no es el cambio de dibujantes, ni el amplio margen temporal que cubre la saga, lo que da discontinuidad al cómic. Es el capricho y cambio del guión y objetivo de Jodorowsky, el cual, me atrevo a conjeturar, nunca sabe hacia dónde marchan sus proyectos hasta que los termina. Como ejemplo, el cómic El Dios Celoso tiene dos primeros volúmenes brillantes, imaginativos, que coronan en un tercer volumen (bastante tardío) vacío y decepcionante.
Alef-Thau sigue el rumbo errático de otros proyectos de Jodorowsky, comenzando de una manera imaginativa e original, aunque algo borrosa y falta de concreción. Sin embargo, la serie pronto evoluciona hacia terrenos pseudo-místicos y para-filosóficos, para acabar en una especie de climax mesiánico ausente de contenido. La mayoría de las pruebas y peligros que superan Alef-Thau y sus amigos son parábolas, metáforas y analogías del crecimiento de una persona y de su desarrollo mental y social.
Sin embargo, muchas de estas metáforas son un poco traidas por los pelos, cuando no son demasiado surrealistas para entenderlas directamente. En general resultan un poco exasperantes, ya que hacen que casi todo el cómic tenga una continuidad basada en unos Deus Ex Machina demasiado frecuentes. Todo esto, mezclado con un misticismo inconsistente, puede resultar ligeramente decepcionante. El desarrollo y el final me recordaron demasiado a la espantosa experiencia de ver The Holy Mountain (1973), aunque Alef-Thau es de largo mucho mejor.
Pero ello no significa que el cómic no sea entretenido. Alef-Thau es original y entretenido, sobre todo al principio, aunque después no sea plato para todos los gustos. Arno tiene un estilo visual sencillo y directo, demostrando una gran originalidad en el planteamiento de las diversas formas de vida que ilustran la obra, a la vez que mostrando belleza y fuerza donde hacen falta.
En conclusión, Alef-Thau es recomendable para los amantes del cómic europeo de los 80, para los seguidores de Jodorowsky, para los que buscan algo diferente. No es recomendable para un lector casual, en tal caso otras obras como El Incal pueden ser más digeribles. De cualquier manera, Las Aventuras De Alef-Thau se ha convertido en un pequeño clásico de culto que conviene tener en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada