"ART-Metal, Cultura & Lectura"

miércoles, 10 de agosto de 2011

Solaris - Marsbeli Krónikák (1983)

Click en la imágen para DESCARGA
Crónica Marciana
Sobre el planeta rojo –que su profecía nos revela como un desierto de vaga arena azul, con ruinas de ciudades ajedrezadas y ocasos amarillos y antiguos barcos para andar por la arena”.
Jorge Luis Borges,
Prólogo a Crónicas Marcianas de Ray Bradbury

No hay un género literario que más se acerque, parodie e ironice las relaciones humanas en conjunto, como la ciencia ficción. En los laberintos imaginarios de la ciencia un escritor sueña la miniatura de su mundo. Es difícil no aferrarse a las arquitecturas irreales de las diversas sociedades que maquinan autores como Philip K. Dick, Isaac Asimov o Ray Bradbury.

Algo similar sucede con el rock progresivo: se aferra a lo imaginario tanto como un guerrero a su escudo. Las notas escalonadas y sucesivas de su música son alucinantes. Los recursos inagotables. Sus álbumes, muchas veces conceptuales, abren una brecha efervescente bajo la representación de lo fantástico. El progresivo, en el rock, encabeza la comitiva de la genialidad creadora.  

Es por ello que muchas veces la ciencia ficción y el rock progresivo comparten una morada en el mobiliario de lo inconcebible. Y es que no puede haber dos géneros que se maticen más el uno con el otro. Dos niños hambrientos juegan en un museo interminable.

Desde esta perspectiva, la agrupación húngara Solaris, nos muestra un claro ejemplo de que cuando la literatura y el rock and roll se funden, superan los límites de lo imaginativo. Fundada en 1980 por cuatro estudiantes universitarios, la música de Solaris logra articular muy bien el rock progresivo y la ciencia ficción. Su nombre se lo debe al escritor polaco Stanisław Lem y su novela Solaris. Su primer álbum, Marsbéli Krónikák (1984), le hace un homenaje a la serie de relatos espaciales que hilvana Ray Bradbury en su libro Crónicas marcianas (1950). Este disco fue considerado por muchas revistas especializadas como uno de los mejores trabajos progresivos en el período transcurrido entre 1980 y 1995.

Desde la introducción del disco, que inicia con una gama de sonidos hechos a partir de sintetizadores, con unos diálogos “marcianos” perpetrados por una voz distorsionada, nos inmiscuimos en lo que constituye el  estilo de Solaris y en la sucesión de crónicas marcianas que narra instrumentalmente a lo largo del álbum.  A partir de la segunda canción, “Marsbéli Krónikák II y III”, se nos presentan los demás instrumentos de la agrupación. Los acordes y punteos solitarios de guitarras eléctricas y la flauta imperativa, interpretada por Attila Kollar, constituye el sello distintivo de Solaris.

Marsbéli Krónikák nos lleva a un viaje sideral, melancólico en algunos momentos, impetuoso en otros, a través de subyacentes melodías, resonancias y arreglos corales, bajo todo un despliegue instrumental que nos otorga una experiencia alucinante. Temas como “Apokalipszis” o “Legyõzhetetlen”, sencillamente, son inolvidables.

En la ciencia ficción y en el rock progresivo los bastiones se bifurcan dejándonos postrados en una estética casi reaccionaria. El sueño, lo alucinatorio, lo fantasmagórico, nace y se desborda como una metáfora infinita de lo extraño y lo no extraño. Marsbéli Krónikák de Solaris es una prueba irrefutable de ello. 

 
1. Marsbéli krónikák I. (3:34)
2. Marsbéli krónikák II.-III. (6:32)
3. Marsbéli krónikák IV.-VI. (13:15)
4. M'ars poetica (6:39)
5. Ha felszáll a köd (3:58)
6. Apokalipszis (3:44)
7. E-moll elõjáték (0:29)
8. Legyõzhetetlen (2:46)
9. Solaris (4:53)
10. Orchideák bolygója (3:17)
11. A sárga kör (4:54)

Istvan Czigman / electric & acoustic guitar, synthesizer, keyboard efect, percussion
Robert Erdesz / piano, organ, synthesizer, keyboard efect
Laszlo Gomor / drums, percussion, synthesizer
Attila Kollar / flute, recorder, synthesizer, keyboard efect, percussion, vocals
Tamas Pocs / bass

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada